ETNAR | MENINGIOMAS CEREBRALES
16874
post-template-default,single,single-post,postid-16874,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

MENINGIOMAS CEREBRALES

Los meningiomas son tumores habitualmente benignos que se originan en la duramadre.

La duramadre es una especie de envoltura del sistema nervioso central. Por lo tanto, se encuentra por debajo de los huesos del cráneo y el canal raquídeo y envuelve al cerebro, cerebelo y la médula espinal con sus nervios.

Los tipos de meningioma son muy variados en cuanto a forma, localización, tamaño, tipo de crecimiento, grado de invasión a las estructuras nerviosas u óseas adyacentes, etc.

En una rápida síntesis los podríamos dividir en meningiomas de la convexidad del cerebro, de la hoz, de la tienda, de la báse del cráneo (órbita, petro clivales, plano esfenoidal, tubérculo selar, etc), intraventriculares, de cerebelo, espinales, etc.

Los síntomas que producen como se podrá deducir son muy variados y dependen del lugar en donde se encuentren.

El tratamiento de elección es la remoción quirúrgica cuando es posible.

Existen otros tratamientos alternativos o coadyuvantes como la radioterapia y la terapia hormonal. Habitualmente se utilizan estos tratamientos cuando los meningiomas no han podido removerse totalmente o cuando se trata de pacientes añosos o con riesgo quirúrgico alto.